Viajes Navarsol
SÍGUENOS EN:

T. +34 948 198 758



Escocia y Tierras Altas desde Pamplona

 

Información del destino

Escocia tiene personalidad propia. Situada en el norte de Gran Bretaña, dentro del Reino Unido, este país esconde misterios y leyendas que el visitante debe descubrir para conquistar y ser conquistado por esta tierra. Las tierras escocesas esconden rincones de belleza incomparable, lagos, marismas y más de 700 islas de las cuales sólo 130 están habitadas. La fauna y la flora de este país son un verdadero tesoro, paisajes espectaculares y vírgenes que difícilmente se encuentran en el mundo. 

Es el más septentrional de los cuatro países constituyentes del Reino Unido. La capital es Edimburgo, siendo Glasgow la ciudad más grande y cuya área metropolitana concentra un 20% del total de la población escocesa.

Cultura

La cultura escocesa se caracteriza también por su apertura hacia el exterior. Como ejemplo de esta permeabilidad tenemos el festival musical Celtic Connections que se celebra todos los años por enero en Glasgow, donde participan tanto talentos autóctonos como intérpretes de otras culturas celtas de Europa. La ciudad también se convierte en capital mundial de la gaita durante la celebración del Piping Live!, el festival internacional de la gaita.

Muchos grandes acontecimientos, como el Festival Internacional de Edimburgo, junto a sus festivales de cine y de literatura, además del impresionante Military Tattoo, atraen inevitablemente la atención del mundo, pero también en otras regiones escocesas se organizan grandes eventos culturales de prestigio internacional. Por ejemplo, el Festival de las Artes de Perth trae cada mayo una amplia selección de música y otras expresiones artísticas a esta bella ciudad escocesa a orillas del Tay. Los Juegos de las Tierras Altas de Braemar, que se celebran anualmente en septiembre,

son los más famosos debido a la asistencia de la familia real británica, aunque a lo largo y ancho de Escocia se organizan muchos más.

El disfrute de la música tradicional escocesa en ambientes informales se encuentra al alcance de todos. Las reuniones musicales llamadas ceilidhs se suelen anunciar con antelación, especialmente en las localidades más pequeñas. En ocasiones, los bares son testigos de sesiones espontáneas de música folk, y los establecimientos con programación musical, como el Hootananny de Inverness o el Ghillie Dhu de Edimburgo, permiten disfrutar fácilmente de la vitalidad de la cultura musical escocesa.

Zonas de interés

Edimburgo

En pleno corazón de la ciudad de Edimburgo se eleva, como por arte de magia entre el cielo y la tierra, por encima del centro urbano, un majestuoso castillo que, encaramado sobre la cima de un peñón, domina toda la ciudad. Déjese conducir por el puente levadizo y podrá descubrir todos los secretos que Edimburgo tiene preparados para usted. Algunos de los lugares que no deberá perderse son:

  • Queen Street. Esta hermosa calle que comienza en la zona norte tiene una elegancia única gracias a los jardines que comienzan aquí y bajan hasta el estuario del río. Además, es la calle de los museos.
  • Royal Mile. Atractiva avenida atravesada por numerosas callejuelas, compuesta por edificios tan importantes como el Parlamento y la Corte Suprema escocesa. Desde aquí, se puede ver el Asiento de Arturo.
  • New Town. Es la calle de la elegancia. Todo encaja de forma armónica, desde sus casas -todas de estilo georgiano- hasta sus dos plazas principales, St. Andrew y Charlotte.
  • Puerto de Leith. Leith estuvo separado de Edimburgo hasta pasado el siglo XX. A lo largo de la historia, ha sido el principal puerto de la costa este. Aquí se hallan gran parte de los restaurantes y pubs de Edimburgo, por lo que siempre hay mucho ambiente.
  • Scotch Whisky Heritage Centre. Además de probar algunos de sus whiskys, a lo largo del recorrido por la bodega se explica el proceso de producción y elaboración de esta popular bebida escocesa.
  • Castillo de Edimburgo. Aquí han tenido lugar algunos de los momentos más importantes de la historia de Escocia, sobre todo los que se relacionan con la independencia. Además, la mayoría de la realeza escocesa fue coronada en este castillo durante siglos. El castillo domina por completo la silueta de la ciudad, ya que ha sido erigido en la cúspide de la montaña volcánica que se halla en un lateral de la localidad. De estilo ecléctico, el paso del tiempo queda reflejado en sus muros. Destaca la mencionada capilla; la Piedra del Destino, en la que se coronaban los monarcas escoceses; el fuerte, desde el que se dispara un cañón en días festivos; las joyas de la corona y el monumento a las víctimas de las dos guerras mundiales.
  • Iglesia St. Giles. La estructura de la iglesia es un diseño gótico del siglo XV, aunque antes hubo un templo del siglo IX. Fue desde esta iglesia donde John Knox inició la reforma escocesa, de ahí que se halle una estatua conmemorándole a la entrada del templo. El interior está repleto de monumentos funerarios y de grandes obras de arte como las vidrieras. Homenajes artísticos a Robert Louis Robinson, Young Simpson y R. Burns, completan el conjunto arquitectónico.
Glasgow

Es la segunda ciudad en importancia de Escocia después de Edimburgo. Con casi 700.000 habitantes, esta villa, situada en el centro del país, es una de las más elegantes. Al entrar en la ciudad, enseguida llaman la atención los carteles Glasgow's Alive - Glasgow está vivo. Y eso es lo que más impresiona de la ciudad: su vitalidad y la energía que transmiten sus calles. Cuenta con numerosos museos, edificios históricos y galerías de arte. Sin embargo, el espíritu que se respira en sus calles difiere totalmente del capitalino.

Muchos son los que se acercan a la ciudad que ha dado a algunos de los grupos musicales más conocidos a nivel internacional. En la década de los años ‘80, fueron apareciendo Simple Minds, Tears for Fears o Deacon Blue, sin olvidar Wet Wet Wet. Lejos han quedado los tiempos en los que la ciudad sufría el paro, los enfrentamientos entre los equipos de fútbol, etc. Hoy es más conocida por el segundo festival más popular de Escocia, el Festival de Glasgow que se celebra justo después del de Edimburgo.

Inverness

Capital de las Highlands y ciudad más grande al Norte de Escocia, Inverness es un centro urbano con un carácter típicamente Escocés. Un lugar perfecto para salir por la noche, (sus bares ofrecen siempre buena música Folk) y para visitar el lago Ness y las mejores destilerías del Oriente escocés. A pocos kilómetros también se puede visitar el campo de batalla de Culloden donde los escoceses perdieron su última batalla contra los ingleses.

El castillo de Cawdor será el broche perfecto para una visita al Norte de Escocia

Stirling

La ciudad de Stirling ha sido protagonista principal en la turbulenta historia de Escocia durante los últimos 700 años y, por ello y por otras muchas cosas, se nos antoja lugar de paso obligado para todos aquellos que estéis de visita o viváis en Escocia y, queráis conocer un poco más a fondo la evolución histórica que ha seguido este maravilloso país.

El castillo de Stirling domina los campos de batalla donde la Guerra por la Independencia de Escocia fue principalmente luchada y ganada.

La Old Town o ciudad antigua, conserva su característico estilo medieval gracias a la buena preservación de la integridad histórica de los edificios, así como su referencias renacentistas, fácilmente apreciables en las iglesias y mansiones que se apiñan rodeando las calles adoquinadas.

El torreón que se situa frente a la prisión de Stirling, fue transformado, siguiendo métodos de trabajo tradicional, para convertirse en un recinto que acoge todo tipo de eventos relacionados con las artes y la música. De este modo, el mismo, sirve a Stirling de punto de referencia artística, en el que podréis ver representaciones y teatros callejeros, ofreciendo a los visitantes, la historia viva de la ciudad medieval que os contempla.

El sentido histórico se realza gracias al programa de eventos sobre la historia viva de Stirling, el cuál se centra en los alrededores de la antigua prisión de la ciudad, en la que podréis experimentar, de primera mano, la vida dentro de una prisión victoriana.

Hacia el norte de la ciudad, podréis ver el National Wallace Monument o Monumento Nacional a Wallace, el cual, conmemora la historia del grandísimo héroe escocés, William Wallace, tambien conociado por “Braveheart”.

Isla de Skye

Es una isla en el noroeste de Escocia, y debe ser un punto de visita obligatoria para todos los visitantes de Escocia que tengan tiempo suficiente para disfrutar de los bellos parajes de esta isla.

A los visitantes que quieran llegar en coche a la isla de Skye, recomendamos pasar por el bello castillo de Eilean Donan, siguiendo la A87, que se encuentra a pocos quilómetros del puente que une Escocia con la isla de Skye por la población de Kyle of Lochalsh.

Castillo de Eilean Donan

A partir de este punto del viaje, el paisaje empieza a ser aun más espectacular. Siguiendo por la carretera principal llegamos a Sligachan, donde podemos elegir continuar hacia la mayor ciudad de la isla, Portree. Portree es una pequeña población abocada al mar con callejuelas estrechas y vistas impresionantes.

Saint Andrews

Esta bella y curiosa ciudad mezcla vestigios del medievo con paisajes costeros azotados por las ventiscas, campos de golf y la universidad escocesa más antigua. La que fuera capital eclesiástica del país ha moldeado su personalidad mediante el golf. Saint Andrews acoge el Royal & Ancient Golf Club y uno de los más famosos campos de golf, el Old Course. Por encima de la bahía se alzan los restos de su castillo, cerca de las reliquias que formaron parte de su catedral, una de las más impresionantes del territorio escocés antes de ser saqueada durante la reforma.  

En el casco urbano, los recintos medievales comunican con las calles adoquinadas, las puertas de la ciudad, las capillas, una cruz medieval y los museos, que se encuentran en sus inmediaciones. Al igual que las universidades contemporáneas de Cambridge y Oxford, la de Saint Andrews carece de campus y sus edificios están diseminados por el centro de la urbe.

Aberdeen

La mayor parte de las construcciones de Aberdeen están realizadas con granito, incluso las calles, lo que dota a esta ciudad de una sinfonía en grises. La piedra de color plateado, al empaparse por el sol y la lluvia, muestra un brillo irreal, a diferencia de los resultados ante un día nublado. Aberdeen, un lugar muy limpio y rebosante de civismo, se ha convertido en el puerto de servicio para una de las mayores plataformas petrolíferas del mundo. Su numerosa población es el resultado de una mezcla de trabajadores del crudo y estudiantes. En torno al concurrido puerto convergen el sugestivo mercado de pescado y su importante Museo Marítimo. En las cercanías de Union Street, una de las vías públicas más relevantes de la ciudad, se encuentran la histórica Castlegate, la edificación medieval de Provost Skene y la Galería de Arte de Aberdeen, que alberga una importante colección de arte moderno.



Viajes Navarsol, S.L. / Sancho el Fuerte, 8 - 31007 PAMPLONA (Navarra)
info@navarsol.com / Tel.: +34 948 198 758 / Fax: +34 948 17 17 35


Diseño web por:
Logo